Los medallistas de bronce son mas felices que los de plata

Es interesante como funciona nuestra percepcion del éxito y de la felicidad, y como es mucho mas complejo de lo que creemos ya que no depende solamente de factores internos si no que depende mayormente de los externos. Un ejemplo son los medallistas olimpicos y como los ganadores de las medallas de bronce tienden a ser mas felices que los ganadores de la medalla de plata, porque los primeros se alegran por haber llegado al medallero, mientras que los segundos sienten la pérdida de lo que podria haber sido, comparandose con el ganador del oro.

Una historia interesante es la de Dave Mustaine, quien era parte de una banda por aquel entonces poco conocida y que a causa de un accidente que le impidio tocar fue despedido de la misma justo antes de que grabaran su primer disco. Dave, lejos de darse por vencido, se propuso crear la mejor banda de metal que pudiera, un poco por gusto personal, pero con un gran toque de revanchismo para con sus ex companeros.

Larga historia resumida, Dave fue el fundador de una de las bandas mas icónicas de metal, Megadeth, vendió millones de discos, realizó muchas giras mundiales y llenó estadios de fans que asistieron en masas a escuchar sus conciertos.

Pero Dave nunca sintió la felicidad que cualquiera de nosotros hibiera sentido en su misma situación, al estar lleno de fans, dinero, viajes, de poder vivir de lo que le gusta y de haber logrado el cometido de ser exitoso. El por que es simple, y es que la banda que lo despidió antes de grabar su primer disco, era Metallica.

Dave nunca logró la esperada revancha, y en lugar de estar feliz por lo que logro, siempre tuvo la espina de lo que podría haber sido.

Este comportamiento es bastante inherente a todos y es dificil de cambiar, pero saber de el nos puede ayudar a cambiar nuestra perspectiva con respecto a que nos hace felices.